Por todos es conocido el conjunto megalítico de Stonehenge, situado al sur de Inglaterra, que desde hace tiempo ha atraído a diversos profesionales de diferentes campos para estudiarlo a fondo, tratar de comprender el motivo por el que se construyó, cuál era su verdadera función, y numerosos misterios más que arroja esta milenaria construcción. Y no sólo es curiosidad lo que atrae este enigmático conjunto, sino también la riqueza asociada a las numerosas personas que anualmente visitan este monumento para conocerlo in situ.
Pues algo similar podría ocurrir en Totanés, un pequeño pueblo de la provincia de Toledo, de apenas 400 habitantes, que desde hace unos meses está en ascuas por el descubrimiento de un conjunto de piedras que según los expertos podrían tener la misma antigüedad que el famoso monumento inglés; unos cinco mil años nada menos.

El conjunto está siendo estudiado actualmente por el grupo de arqueología Cota 667 y Ciencia a la Carta. En breve está previsto que comiencen a excavar este yacimiento en el que hay un evidente círculo de piedras, y que según los expertos podría ocultar otro más, además de otros elementos megalíticos como podrían ser dos menhires. Un importante descubrimiento que sería el primero de estas características en Castilla la Mancha, y que cuenta con la financiación del Ayuntamiento de Totanés, y la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha.

El equipo de Cota 667 que estudia el yacimiento está compuesto por arqueólogos y doctorandos de la Universidad de Castilla la Mancha como son Ángela Crespo, Miguel Ángel Díaz, Inés de Castillo, Sergio Isabel, y el profesor Juan Padilla.

Lo mejor de todo es que este conjunto puede ser visitado por todos los ciudadanos, al haber dado facilidades la propietaria del terreno para que pueda ser estudiado y visitado.

Fuente